Skip navigation

Atrás quedó el tiempo de los sabios expertos, de los intelectuales de vida monástica. Ahora todos podemos ser admirados eruditos… o publicar al mundo las conclusiones de nuestras experiencias empíricas, como se prefiera verlo. El nuevo servicio de Yahoo!, que conocí atraído por un intrigante banner sobre mi bandeja de entrada, es el atestado canal por el que circulan cientos de variadas preguntas abiertas, listas para ser respondidas por quien se sienta capaz de hacerlo. Interesante concepto, que de alguna forma podría llegar a formalizar la sabiduría popular o lanzar a la fama a quienes tengan la suerte de que sus opiniones sean bien recibidas por la exigente comunidad de participantes. Que sea para bien.

Advertencia: Se ha establecido que visitar Yahoo! Respuestas es perjudicial para la salud lingüística.

Anuncios