Skip navigation

Pocas cosas me dejan más absorto que contemplar, en silencio y muy de cerca, una araña. Minúscula y escurridiza maravilla, llena de detalles y belleza, expresiva y misteriosa. Observarla con detenimiento requiere paciencia… pero es toda una experiencia. No lo había hecho por meses, pero hoy me sentó muy bien.

Anuncios