Skip navigation

Despertar espontáneamente a las 03:30 sin la menor intención de volver a dormir, lleno de energía y de buenas sensaciones, de los recuerdos preciosos de un domingo fenomenal, es una gran experiencia. Hacía mucho tiempo que no caminaba entre las silenciosas sombras de la madrugada, que no despabilaba mis ojos y abría mis oídos al eco de mis pasos. Gracias a quien hace esto y mucho más una realidad de luces incomparables.

Anuncios