Skip navigation

Quienes me conocen lo saben, y quienes no me conocen deben saberlo: es muy difícil que yo pase un día sin utilizar la computadora. Me gusta hacerlo, me siento cómodo frente a la pantalla. Y aunque no lo hago absolutamente todo el tiempo, sí lo hago en mi oficina, en mi departamento, en casa de mis padres, en puntos de acceso público… a veces incluso cuando estoy viajando.

Pues bien, era inevitable que con tanto uso llegara el día en que mi muñeca derecha empezara a mostrar signos de fatiga. ¿Cómo darle un descanso, si trabajo, socializo y me divierto con un mouse en la mano? Probé férulas y almohadillas de apoyo, pero ninguna ofrecía alivio completo, hasta que una mañana se me ocurrió un enfoque más radical: manipular el mouse con la mano izquierda.

No creo ser la primera persona que lo ha intentado, pero me alegro de haberlo hecho. Las molestias se fueron, y con cada día que pasa gano destreza en un miembro antes subutilizado. La transición no fue sencilla, pero encontré una herramienta programada originalmente para zurdos que me resultó de gran utilidad. Se trata de SwapMouseButtons, una aplicación de uso gratuito que, además de invertir los botones del ratón (algo que puede hacerse con el sistema operativo y un poco de paciencia) también invierte los punteros, evitando así la impresión visual de que algo está al revés al usar el mouse con la mano izquierda. Recomendada para los adictos a la informática que deseen probar un cambio de perspectiva y demorar la aparición de lesiones por uso excesivo de la muñeca.

Anuncios