Skip navigation

Ya lo sospechaba, pero recién pude confirmar que Microsoft tiene decidida la fecha de la ejecución de nuestro viejo amigo, Windows XP. ¿Su crimen? Permanecer preferido entre los usuarios de PCs, a pesar de la avalancha de publicidad en favor de la migración hacia Windows Vista, la versión más “inteligente” del sistema operativo producida hasta ahora.

La verdad es que nada particular tengo contra Windows Vista, seguramente porque no poseo una computadora que lo use. Sé de buena fuente que puede ser irritante y molesto, aunque también tengo pruebas de que es muy cortés (nunca una computadora me había agradecido tanto como aquella noche en que nos quedamos reinstalándolo en tu portátil, ¿recuerdas, Clau?). De todas maneras, que la Política de Ciclo de Vida de Windows señale que a partir del 30 de junio de este año ya no se fabricarán equipos con Windows XP me parece un atropello a quienes nos sentimos cómodos con el sistema que nos ha acompañado durante los últimos años.

El gigante ha hablado. Y, sin embargo, todavía existe esperanza. La revista en línea InfoWorld acepta adhesiones para una petición a Microsoft, que busca lograr una disponibilidad más extensa de Windows XP. Si es aceptada, permitirá que podamos seguir adquiriendo equipos nuevos sin necesidad de cambiar de sistema operativo. Por supuesto, la fuerza de la petición depende de la cantidad de signatarios. Todos quedan invitados a incluirse en la lista de quienes desean salvar a Windows XP.

Anuncios