Skip navigation

De verdad es mala idea dejar de escribir por otros. Si no lastimo sus almas, ¿cómo destruyo mis penas? Necesito volver pronto a este espacio de miserias, de rencores descubiertos, de locuras bien propuestas. Necesito echar afuera la mierda de mi sistema y dejar de ser el tonto que ayuda y nunca prospera. ¿Quién me apoya, quién me escucha, quién mis cargas también lleva? Desde que lo guardo todo mi vida ya es sólo quejas. Nunca más he de callarme, y que se vaya quien quiera dejar de tener contacto con mi furia mañanera, con mis gritos de la noche, con mi mente traicionera.

Anuncios