Skip navigation

Cito el nombre de esas tan útiles publicaciones para alertar a mis lectores (sí, a ustedes cuatro) sobre una fuga de información (nombres de usuario y contraseñas) que ha puesto en peligro algo más de diez mil cuentas de Windows Live recientemente, según se publica en varias fuentes noticiosas. Y nuevamente valen las recomendaciones de siempre: cuidarse del phishing, mantener absolutamente secretos sus datos de acceso (no es por falta de transparencia, es una cuestión de seguridad), y usar contraseñas fuertes que caducan periódicamente. Porque como saben bien los marineros de aquí y de allá:

Está siempre vigilante
y ten presente, además,
si hay peligro por delante
modera, para o da atrás.

Anuncios