Skip navigation

Todos tenemos momentos en la vida que nos gustaría obviar. Un cólico renal causado por un cálculo atribuible a la deshidratación voluntaria propia de los viajes largos. Que publiquen una fotografía de nuestra autoría en una galería dentro de un sitio de difusión mundial, pero sin proporcionarnos el crédito debido. O que en un banco de los más importantes del país se tomen 48 minutos para atendernos en una tarde cualquiera. Por supuesto, la vida es más que eso. ¿Y por qué? Porque, felizmente, todo el resto está bajo nuestro control.

Anuncios