Skip navigation

Escuchar el silencio, mirar al infinito, sentir el aire frío golpeándote al pasar. Sentir el aire tibio entrando en tus pulmones después de zambullirte en aguas de cristal. Mojar tus pies descalzos con la tierra empapada y lavar bien tus manos antes de ir a cenar. Olfatear una flor por el gusto de hacerlo, darle una gran mordida al fruto del pomar. Correr hasta cansarte, recuperar aliento, elegir otra ruta y hacerlo una vez más. Cargar troncos al hombro, domar alguna bestia, sentirte un poco enfermo y aún así trabajar. Tostar tu piel al sol, beber al caminar, buscar atardeceres para fotografiar. Vestir con tus colores y con tu propio estilo, peinarte los cabellos como tú creas mejor. Conversar y callar con quien amas al lado, gritar y dar la espalda a quien se lo ganó. Abrazar a los niños, comprender a los viejos, compartir tus ideas con todos los demás. Ser un experto en algo que sea de tu elección sin olvidar que hay mucho por aprender aún. Sonreírle a los extraños, ser serio con los tontos, pensar antes de darle al mundo tu opinión. Saber de tus quereres y tener convicciones, seguirlas con respeto por las de tu vecino. Explotar tus talentos, cultivar algún arte, reírte de ti mismo y sufrir al llorar. Divertirte a diario, evaluar cada día, planear hacia el futuro sabiendo improvisar. Vivir no es tan difícil, basta tener valor para hacer del presente tu tesoro mayor.

 

 

 

Anuncios